© 2018 Lucía Vallejo

"splendor et annuntiatio:no palácio há silêncio" . Palacio das Artes. Oporto. Del 26 de abril al 25 de mayo 2018.

1/9

"Memento Mori" . La Fragua de Tabacalera. Madrid. Del 28 de abril al 11 de junio 2017.

1/12

"Once momias levitan a escasos centímetros del suelo. En su ascenso hacia el otro mundo dejan los vestigios de su existencia mortal a través de lo que fueran sus valiosas pertenencias. Once piezas en las que moldea la tela. Once sudarios de oro que nos recuerdan lo que nunca fue nuestro." Carolina Díaz Amunarriz

"El espectador que accede a la sala, aproximándose y colocándose a una menor distancia, se encuentra con un escenario grandioso. Subsiste una vocación hacia la grandiosidad y el temor, calificativos y constitutivos de la experiencia de lo sublime. Se destacan las once piezas tridimensionales con un abordaje inesperado, pues a las momias se les encuentra habitualmente vedada la posibilidad de ser apreciadas en términos estéticos. Se diría que la vivencia que propagan se caracteriza por ascender a un estadio de sublimidad espontánea.
Las once momias de género femenino agudizan el estremecimiento que la experiencia de lo sublime puede impulsar. Se sitúan, en términos argumentativos, entre los dos polos opuestos que el arte del siglo xx sobrepasó y animó: entre la expansividad y/o predominancia de la condición aurática y su erradicación; la aniquilación [destrucción]. La momia, en una extrapolación arrebatada como esta, podrá por analogía y metáfora, externalizar la aporía de una cierta definición de arte [moderno y contemporáneo]." María de Fátima Lambert

Tabacalera Promoción del Arte

Promoción del Arte Ministerio de Educación Cultura y Deporte

"Entrañas". Can Sarch y Sa Torreta (mayo 2015)

1/10

"Ensoñaciones" Ciclo Transfèrencies. Casal Solleric (11 julio-1 septiembre 2013)

1/11

La luz, que en nuestro mundo cristiano tiene tintes divinos; y la sombra, que en este mismo ámbito es siempre sospechosa, han sido capaces de sobreponerse a esta connotación mística y han sido incorporadas a las obras que presenta Lucía Vallejo penetrando en el territorio de lo subterráneo, de las sombras, y de lo infra terrenal a través de las cualidades y propiedades formales de los materiales con el propósito de expresar lo intangible por medio de su capacidad simbólica.
Sus esculturas incorporan la luz a través del brillo de los dorados. El oro, Nebu, que en Egipto significa tumba, entra en alianza con las sombras y el vacío para redefinir el subterráneo del Solleric en un ámbito en el que la ausencia remite ineludiblemente a la muerte.
Sombra, vacío, luz y espacio son los ingredientes con los que se construyen unas piezas en las que los pliegues actúan como contenedores de estos cuatro elementos y es obligada la referencia al sudario: la sábana en la que confluye lo
terrenal y el reino de las sombras; la alusión a los espectros que hieren por ser la manifestación de la ausencia y de la visibilidad imposible; la figura del fantasma, -según su interpretación aristotélica-, como la entrada en la dimensión extrema de lo leve, en los límites de una visibilidad que cuestiona la materia a través de la que se manifiesta la representación.

"Absence" . Distrito 4

1/5

"Alma". 2015 

1/3

Tríptico de fotografías 1x1m